¿Se puede amamantar en público?

¿Se puede amamantar en público?

por Argelia Juárez Luévano de Maternidad Postparto

¡Sí! Se puede amamantar tranquilamente en público. Los bebés pequeños sólo toman leche, es su alimento exclusivo y lo necesitan cada vez que tienen hambre o sed, así que si están en casa o están fuera de casa deben de ser alimentados. Entonces ¿por qué hay noticias sobre madres que han sido señaladas, regañadas u ofendidas por amamantar en público? Porque aún hay mucha ignorancia y prejuicio entre la sociedad. A nadie se le señala por comer en público pero en muchas ocasiones sí se señala a la madre del bebé que toma del seno materno.

Definamos lo básico y natural. “La glándula mamaría es un órgano exclusivo de la clase Mammalia, con su función específica de sintetizar, secretar y proporcionar leche al recién nacido según su demanda para garantizar una nutrición, protección y desarrollo óptimos.” En nuestra especie la ingesta de leche materna como alimentación exclusiva, principal o complementaria es un proceso que se desarrolla por etapas y que dura varios años. Tendría que ser bastante normal ver a bebés muy pequeños y no tan pequeños ser amamantados con naturalidad al igual que a niños de más de dos años.

Desafortunadamente muchas veces no es así. Hay miradas hirientes y morbosas, hay comentarios y juicios desaprobatorios y también hay desalojos de lugares públicos. ¡Esto es inaceptable! Algunas veces se pide o se exige que la madre se cubra pero esta decisión sólo es de ella. La madre se cubrirá si a ella le sienta bien. Hay madres que se sienten más cómodas con una sabanita y hay madres que también por comodidad prefieren no usarla. En estos casos es evidente que tendrá que descubrirse el pecho para ofrecerlo y es muy probable que sea muestre por completo por algunos segundos. El objetivo es amamantar y no exhibirse.

Andar desnudos o parcialmente desnudos por la calle rompe las reglas básicas de la convivencia en sociedad, amamantar, jamás. El vínculo que se establece al amamantar es muy íntimo y especial. Se nutre el cuerpo y el corazón de un hijo, de un integrante más de la sociedad. Este vínculo hay que protegerlo y respetarlo. Será la madre quien decida dónde y cómo alimenta a su hijo tomando en cuenta las necesidades de ambos.

Con información certera se toman mejores decisiones. Particularmente, en la capital del país la “Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México” señala que es una falta administrativa “Condicionar, insultar o intimidar a la mujer, que alimente a una niña o aun niño a través de la lactancia, en las vías y espacios públicos”. Se cometería una falta cuya infracción va contra la dignidad de las personas. (Artículo 26, Fracción VIII). La policía oficial tiene la facultad de detener y remitir al agresor por la falta cometida. El agresor denunciado tendrá que reparar el daño ya sea con multa, trabajo a favor de la comunidad o arresto. La instancia responsable es la del juzgado cívico correspondiente, al juez se le pueden facilitar evidencias fotográficas o videográficas que hayan sido registradas en el momento del ataque.

En todo el país nunca estuvo prohibido amamantar en público, sin embargo con la exposición en medios de las negligencias de parte de la población que censura la lactancia en público hoy es un derecho garantizado en la ley. Se reformó el Artículo 9 de la Ley federal para prevenir y eliminar la discriminación, no habrá prohibición, restricción o limitación alguna para amamantar en cualquier lugar. Y quien lo haga cometerá una ilegalidad. Con esta reforma se busca garantizar la salud de las mujeres que están en proceso de lactancia, el bienestar de sus hijos y una sociedad libre de prejuicios. La próxima vez que quieras, puedas o tengas que amamantar en público siéntete con la confianza y libertad de hacerlo.